martes, 13 de enero de 2009

Como elegir el monitor plano ideal para ti (Primera Parte)

Introducción

Para algunos les puede parecer una tarea sencilla, a otros simplemente ni les preocupa la elección y van directamente a la mejor oferta, pero la tarea de elegir el monitor TFT adecuado para cada persona y/o uso particular es algo que hay que tomarse con calma si no queremos arrepentirnos y tener que comprar otro monitor en menos de 1 año, o incluso menos.

No nos tenemos que dejar impresionar por unas características que parecen impresionantes, por un diseño precioso,... es decir NO tan sólo por una de estas cosas, ya que si tenemos paciencia encontraremos un monitor que se ajuste a nuestro gusto en cuanto al diseño y además posea las características ideales para el uso que le vamos a dar (diseño gráfico, jugar, office,...).

0,1425,i=124392,00 0,1425,i=223282,00 0,1425,i=227022,00
¿Cuál de ellos se verá mejor?

Con esta nota intentare explicarle qué significan los parámetros que nos dan de un monitor y tener las bases para hacer una elección correcta, o como mínimo menos incorrecta.

Ventajas del LCD vs CRT

La primera cosa que hay que aclarar es que a día de hoy el mejor LCD del mercado está muy lejos ofrecer la calidad, precisión y contraste de color que un buen CRT de toda la vida, eso siempre visto desde el punto de vista de un profesional del color (diseñador gráfico), sin embargo, en los últimos tiempo los monitores LCD ya alcanzan el mismo nivel de brillo que un CRT (el cual es 10000:1, o incluso superiores).

Para la mayoría de usuarios medios y sobretodo de oficina, un TFT ofrece las mismas prestaciones con un menor consumo, menos vibración de imagen y con un considerable ahorro de espacio.

Hagamos una lista con las ventajas de un LCD frente a un CRT:

Nivel de brillo
El nivel de brillo de un monitor CRT normal es de 100nits (cd/m2), en algunas especificaciones de TFT's se detalla como "Luminancia" o "Candelas", mientras en un TFT acostumbra a ofrecer entre 200 y 400 cd/m2. Como un LCD funciona como un obturador, puede aumentar el brillo aumentando la potencia de las lámparas. Si queremos aumentar el brillo en un CRT, lo que hace el monitor es añadir corriente al haz de luz, de modo que éste aumenta de tamaño, afectando a la resolución final e incluso puede provocar desenfoque.

Sin Parpadeo
En un monitor LCD no existe parpadeo de imagen, ya que ésta no se refresca constantemente como en un CRT, un LCD posee una constante fuente de luz sobre toda la pantalla. Una vez se enciende un pixel éste se mantiene en ese estado hasta que se apaga. Para evitar este efecto en un CRT, éste debe configurarse a una velocidad de refresco de 75Hz o superior y algunos modelos no soportan esta velocidad a todas las resoluciones.

Enfoque
En un CRT el haz de electrones es circular cuando apunta hacia delante, pero se distorsiona cuando apunta hacia arriba, abajo, izquierda o derecha mientras hace el barrido de imagen, lo que puede causar problemas de claridad de imagen o de enfoque en las esquinas de la pantalla. Esto no ocurre en un TFT ya que cada píxel es independiente de su "vecino" y tan sólo de abren para dejar pasar la luz posterior.

Geometría Perfecta
Los monitores LCD muestran imágenes geométricamente perfectas, lo cual es muy importante para usuarios avanzados como diseñadores gráficos.

Longevidad
El único elemento que "envejece" en un LCD es la luz trasera (backlight), compuesta por uno o más tubos fluorescentes pequeños. La vida útil típica de esta luz es de 50.000 horas hasta llegar a la mitad de brillo que el producido cuando es nuevo, medida estándar de la industria para la vida del producto.

Un CRT envejece de 2 formas: se forman capas de óxido en el cátodo del emisor de electrones provocando la disminución de la corriente del haz de luz, y por otro lado el fósforo pierde eficiencia con los años. La vida útil típica de un CRT está entre 10.000 y 20.000 horas hasta llegar a la mitad de brillo que el producido cuando es nuevo.

Consumo
Un monitor LCD necesita para funcionar 1/3 de la energía que requiere un CRT con la misma área de visión. Además, el calor generado por un LCD es considerablemente inferior al que genera un CRT, con lo que también ahorramos en aire acondicionado para refrigerar el ambiente.

Sin radiación
Las radiaciones eléctricas y/o magnéticas de los monitores CRT simplemente no existen en los LCD, ya que no interviene ningún elemento electromagnético. Tampoco muestra reflejos de luz por lo que cansa menos a la vista (a excepción de modelos con cristal protector).

Ergonomía
El tamaño y peso de un LCD hace que sea posible su instalación en lugares donde es imposible tener un CRT, incluso se pueden colgar en la pared con el uso de un accesorio destinado a ello. Algunos modelos incluso permiten girar la pantalla 90º poniéndola en vertical para facilitar el visionado de hojas de cálculo, documentos largos o páginas web en una sola página.

achepe.net

1 comentario:

Legoman dijo...

Parece bastante ironico que tengas un articulo que hable de como no jodernos la vista y le tengas un esquema de colores que precisamente haga eso.. cambialo jejeje por favor